Protagonismo disidente

Por: Maria Carla González

Según sitios digitales al servicio del gobierno estadounidense tales como los mal llamados ¨Diario de Cuba¨ y ¨Café Fuerte¨, la ¨disidencia interna¨ (entiendase “personajes grotezcos financiados por dicho gobierno a espaldas de sus contribuyentes para manipular la realidad cubana), “ha perdido protagonismo en el interior de Cuba”.

Un simple vistazo a cualquier diccionario de la Lengua Española coincide en que el vocablo Protagonismo significa:

1 Condición que tiene la persona o cosa que desempeña el papel principal en una obra, un hecho o un acontecimiento: en esta obra la mentira tiene demasiado protagonismo.
2 Tendencia que tiene una persona a estar siempre en el primer plano de un asunto o a mostrarse como la persona más cualificada.
A partir de lo anterior, efectivamente se puede considerar que la disidencia tiene protagonismo, por ser los únicos actores que interpretan la obra financiada, diseñada y dirigida por la CIA y el gobierno de los Estados Unidos, cuya trama principal se apoya en las mentiras que pretenden distorsionar la verdadera imagen de Cuba, su Revolución y el sentir de un sector mayoritario de su emigración, el auditorio? … solo dios sabe.

Tienen protagonismo para la CIA, que los creó, los amamanta y hasta se deja estafar por ellos gustosamente, pues nadie dude que la CIA tiene las suficientes ¨agallas¨ para saber a donde y como se gastan los miles de dólares que les regalan.

Tienen protagonismo para los funcionarios y diplomáticos de algunos países europeos obligados a hacerles el juego.

Tienen protagonismo para la misión de Estados Unidos en La Habana, a pesar que a lo interno reconozcan, según wikileaks, que “no representan nada en el pueblo cubano y solo actúan por los beneficios materiales que reciben”.

Tienen protagonismo en la corrupción que los mina y los induce a realizar acciones desesperadas que descubre su falta de unidad y evidencia su inmoralidad, ambición e intenciones malandras.

Entonces, evidentemente Berta Soler, Yoani Sanchez, Antonio González-Rodiles, Eliécer Ávila, Guillermo Fariñas y otros, tienen protagonismo, pero no entre los cubanos de aqui y de allá, por ejemplo para la mayoria de mis compañeros de clase, sus nombres están vacíos y sus rostros sombríos. A pesar de las constantes campañas mediáticas, no logran seguidores en el pueblo y menos en la juventud.

La realidad, a mi modo de ver, se trata de un falso protagonismo, son los únicos actores disponibles, nadie confia en ellos, ni el pueblo cubano, ni los emigrados, ni sus priopios creadores, mucho menos los grupusculos contrarrevolucionrios tradicionales de la Florida como la Fundación Nacional Cubanoamericana (FNCA), simplemente es lo que tienen y dice un refrán que “cuando se está arriba del burro, hay que darle palo”

Como pueden ver, en realidad nunca han tenido protagonismo en Cuba, y es este el kid de la cuestión, el aspecto en que se equivocan los serviles sitios y sus desafortunados seguidores: “No se puede perder algo que nunca se tuvo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s