Deportaciones en EEUU afectan a millones de niños

 

 

 

 

Casi cinco millones de niños estadounidenses con padre o madre indocumentados son afectados por la política de deportación que aplica la Casa Blanca. La expulsión de inmigrantes, que según el gobierno responde al cumplimiento de las leyes del país, es abordada este martes en un amplio comentario que publica el diario californiano La Opinión.

 

El tema ganó espacios en medios estadounidenses luego que directivos del Consejo Nacional de la Raza (NCLR) y algunos legisladores calificaran al presidente Barack Obama de deportador en jefe.

 

Está claro que quienes obstaculizan la reforma migratoria a nivel legislativo son los republicanos de la Cámara de Representantes, precisa el texto.

 

A causa de eso, millones de familias a través del país viven con la constante incertidumbre de ser separadas, y eso no sólo afecta a los indocumentados, sino a ciudadanos y residentes permanentes que viven en familias de situación migratoria mixta, puntualiza el comentario suscrito por la analista Maribel Hasting.

 

Sin embargo, añade, todos entienden que las leyes migratorias hay que aplicarlas, pero cuestionan por qué siguen deportando a inmigrantes sin historial criminal que podrían beneficiarse de la reforma migratoria que no llega. No todos los mil 100 deportados a diario son delincuentes, aclara.

 

Las personas amenazadas por las actuales leyes esperan aun algo favorable del gobierno aunque se cuestionan que Obama vaya a concluir su presidencia con un récord de deportaciones y sin reforma migratoria.

 

El pasado 14 de febrero, al hablar durante la reunión anual de los demócratas en Maryland, el mandatario dijo que seguir evadiendo y postergando la reforma migratoria por otros dos o tres años “lastima a la gente”.

 

El comentario hace una apelación al Presidente para que actúe a favor de los millones de personas amenazadas y advierte que los republicanos más temprano que tarde enfrentarán las consecuencias políticas de su intransigencia y su miopía demográfica.

 

En ese sentido señala que si “Obama decidiera amparar a ciertos indocumentados de la deportación, tal como hizo en 2012 al conceder la Acción Diferida a los DREAMers, los republicanos obstructores de la reforma lo acusarán de encabezar una “presidencia imperial” y de pasarlos por alto”.

 

Agrega que un amparo administrativo de la Casa Blanca a la deportación supondría réditos electorales para los demócratas en 2016 y Obama salvaría su legado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s