En Miami: Al pan pan y al vino vino

edmundo-garcia

Edmundo García

Hoy tengo que referirme a un tema difícil. Lo he denunciado durante esta semana en Twitter y fue el centro del programa La Tarde se Mueve de ayer miércoles 21 de mayo. (http://latardesemueve.com/grabaciones)

En esta ocasión, personas que respeto mucho me aconsejaron quedarme callado. Pero guardar silencio ante lo que me parece injusto no forma parte de mi estilo ni de mis principios. Además, si se mira en retrospectiva, la historia confirma que cuando se trata de la verdad es mejor hablar que auto censurarse. Así que voy a escribir lo que creo es mi deber dar a conocer; les agradezco que lo lean.

Todos saben que la lucha por la unidad de la emigración cubana en Estados Unidos con los cubanos que viven en la isla ha sido dura. Le costó la vida, por citar un solo caso, a Carlos Muñiz Varela; que fue asesinado en San Juan por ser uno de los pioneros de los viajes familiares a Cuba al fundar la Agencia Varadero en 1978.

Otros no fueron víctimas directas de la barbarie terrorista, pero fallecieron habiendo entregado sus energías en la lucha por el reencuentro familiar, como el periodista Francisco González Aruca, fundador de Progreso Semanal, la radio alternativa y la Agencia Marazul.

Les digo esto porque los promotores de viajes a Cuba, específicamente de los que se realizan desde territorio de Estados Unidos, siempre han tenido una posición de respeto a la obra del pueblo cubano, a su revolución y sus dirigentes. Particularmente hacia Fidel y Raúl, que siempre tuvieron tiempo para reunirse directamente con los representantes de los grupos de emigrados que visitaban y visitan su patria.

La prensa alternativa que se hace en Miami y los promotores de los viajes a Cuba, periodistas y empresarios progresistas, siempre han tenido una confluencia natural; porque los medios de la extrema derecha constantemente difaman la realidad de la isla para intimidar a las personas y que no viajen.

Como se ve a simple vista se trata de principios comunes, de intereses compartidos: la prensa alternativa se enfrenta a la mentira de los medios derechistas, desenmascarando la falsa propaganda que hacen para que las personas elijan otros destinos y no utilicen los servicios de las compañías y agencias que operan viajes a la isla.

Sin embargo, desde hace un tiempo han estado apareciendo algunos fenómenos preocupantes. El objetivo de este artículo es hablarles de un caso y, como acostumbro, lo voy a exponer en todos sus detalles.

Se trata de la cuestionable proyección de Cuba Travel Services Inc. (CTS), en estos momentos la más próspera y poderosa compañía de viajes a Cuba radicada en Estados Unidos, y la de más agresivo crecimiento; que sin haber contribuido jamás con los medios alternativos de Miami como Progreso Semanal, Radio Miami y La Tarde se Mueve, ha apoyado con compromisos de publicidad a programas de televisión de la contrarrevolución miamense.

CTS vuela a La Habana, Camagüey, Santiago de Cuba, Cienfuegos y Holguín, que son todos los destinos menos Manzanillo; gozando privilegios que jamás ha tenido Marazul, la empresa insignia de los viajes a Cuba desde Estados Unidos.

Esa contribución que CTS estuvo haciendo a la contrarrevolución de Miami ha cesado desde ayer, gracias a las denuncias que personalmente hice de este caso. De no haber sido así, los anuncios de CTS hubieran continuado.

Como depende de Cuba para realizar sus operaciones, CTS se ha lanzado a controlar daños asegurando que fue una agencia de publicidad la que cometió el “error”.

Es falso. En primer lugar porque lo habitual es que las propias compañías se encarguen de contratar su publicidad. Pero si así no fuera, la agencia contratada estaría obligada a confirmar con la compañía de viajes el destino que le ha dado al anuncio. Además hubiera diversificado, y en este caso los anuncios fueron a parar a un solo canal de televisión, lo que muestra un particular interés. Fuentes dentro de MiraTv me aseguran que nunca hubo agencia publicitaria de por medio. Así que la responsabilidad de los anuncios en ese canal fue de los dueños de CTS.

¿Qué es Cuba Travel Services Inc. (CTS)? CTS es una compañía de viajes a Cuba radicada en los estados de California y Florida, donde tiene dos oficinas en Miami y otra en Hialeah. Su presidente es José Pérez (Joe o Joseph), quien emigró de Cuba a los Estados Unidos a mediados de los años 50. La hija de Pérez está casada con el norteamericano Michael Zuccato, que es el gerente general de CTS.

La compañía CTS fue lanzada en 1999 y según el propio Pérez vivió momentos críticos bajo la administración Bush, llegando a tener que reducir la capacidad de pasajeros por vuelo de 100 a 50, usando aparatos de turbo hélice.

Pero bajo la administración del Presidente Obama CTS ha experimentado una vigorosa expansión, que incluye proyectos en aeropuertos de New Jersey, Orlando y Tampa.

Precisamente esa “expansión” fue reflejada en un artículo publicado el pasado martes 20 de mayo por la mal llamada emisora Radio Martí. Se titula “En Tampa, guerra de precios en vuelos a Cuba”.

Tomando como fuente a Tampa Bay Times, dice que CTS había realizado un espectacular bajón de precios a los pasajes a Cuba, logrando sacar del ramo a la compañía Island Travel & Tours Ltd., que ha tenido que suspender sus vuelos a Cuba desde Tampa.

Bill Hauf, propietario de Island Travel & Tours Ltd., fue claro respecto a las causas de la decisión y declaró: “Ellos (CTS) decidieron destruir el mercado”. Con los bajones súbitos de precios, que a primera vista parecen un resultado de la libre competencia que beneficia al pasajero, lo que se busca realmente es lograr una posición predominante (monopólica) que permita luego volver a subir los precios impunemente, con cualquier pretexto.

En sus planes de expansión en el condado Miami Dade, donde vive la más nutrida comunidad de cubanos en el exterior, CTS parece seguir el concepto de que es necesario asegurar una buena relación con la clase política cubanoamericana. Esto es lo que explica, por ejemplo, que al abrir sus oficinas en Hialeah el escogido día martiano del 28 de enero del 2009, CTS haya invitado al entonces Alcalde Julio Robaina y parte de su grupo. De este señor Julio Robaina expuse lo que pensaba en el artículo “Justicia ‘made in’ Miami”, con fecha 1ro de mayo del 2014. (http://latardesemueve.com/archives/1851)

Pero CTS, según la estrategia entreguista hacia la derecha de origen cubano, adquirió acuerdos de publicidad con el canal MiraTv, desde horas de la mañana con el programa “Buenos Días Miami” de Tomás García Fusté, y haciendo particular énfasis en el programa que realiza en la noche la presentadora de origen cubano María Elvira Salazar.

¿Qué tipo de “información” sobre Cuba es la que se da en el programa de María Salazar?

En ese programa se ha denigrado a la niñez y la juventud y se ha dicho que hay una política de estado dirigida a prostituir a la mujer cubana. Se han mostrado fotos de las casas y de los familiares de dirigentes y figuras relevantes de Cuba para alentar a los calenturientos a acciones violentas. Se rebajan los logros deportivos cubanos en competencias internacionales; se subvalora el deporte nacional; se estimulan deserciones de médicos y atletas, etc.

Pero si por algo se ha distinguido este programa que ayudaba a sostener Cuba Travel Services, es por el tratamiento ofensivo a la figura del Comandante en Jefe Fidel Castro y al Presidente de Cuba Raúl Castro. Las calumnias contra ellos y sus seres cercanos han alcanzado en el programa de María Elvira Salazar niveles de deshonestidad inimaginables.

También es un programa donde se han celebrado las brutales condenas contra Los Cinco y la inclusión de Cuba en la infame lista de países que promueven el terrorismo.

La línea seguida por CTS en Miami no tiene justificación comercial, ni política, ni moral. Lo primero porque CTS estaba ayudando a financiar una televisión que hace mala propaganda del destino de los vuelos que promueve. No tiene sentido político porque se trata de una televisión que apoya a los mismos legisladores que durante la administración Bush alentaron al presidente de los Estados Unidos a restringir los viajes y remesas a Cuba; medidas que según los propios directivos de CTS pusieron en crisis su empresa.

Tampoco tiene justificación moral porque se trata de una compañía de viajes que funciona gracias al privilegio de permisos otorgados por Cuba, y que ingratamente respalda a sus enemigos.

¿Dónde de estaba José Pérez cuando en la época de Bush hubo que salir a las calles a protestar contra el falso concepto de “familia cubana” que inventaron para limitar los viajes? ¿Dónde estaba José Pérez cuando salimos a manifestarnos frente a la Oficina del Congresista Mario Díaz-Balart en el momento en que parecía posible que su enmienda contra los viajes a Cuba pasaba en el Congreso? ¿Dónde estaba José Pérez cuando en Miami se luchó contra el proyecto del ex Congresista David Rivera para manipular la Ley de Ajuste Cubano para que no se pudiera viajar a Cuba hasta ser ciudadano o llevara 5 años en Estados Unidos, so pena de perder beneficios? O cuando se ha salido a las calles de Miami a pedir la Libertad de Los Cinco, o a defender a algún artista contra los enemigos del intercambio cultural. No solo no estaba el Sr. Pérez, ni un dólar de su empresa ha apoyado esos esfuerzos.

En lo personal no sé por qué se tienen concesiones con proyectos a los que solo interesa ganar dinero. En la Cuba que yo me crié, en la Cuba que yo creo, en la Cuba que yo defiendo y por la cual me expongo cada día; en esa que es la Cuba de Fidel y de Raúl, esas cosas no pasan o no debieran pasar. Y cuando pasan se arreglan como hay que arreglarlas: de raíz, revolucionariamente.

Algunos en Miami comentan que ahora Havanatur tiene una política más pragmática, menos politizada que antes, y puede que actitudes como las de CTS sean tolerables. Yo repito: En la Cuba que yo creo, no hay pragmatismo que esté por encima de los principios.

Ni busco ni quiero nada de CTS. La Tarde se Mueve no aceptará nunca nada de CTS y seguirá adelante con sus ya muy precarios recursos económicos y con el concurso de los amigos de siempre. De ocho “charteadoras” o compañías de vuelos a Cuba que hay en Estados Unidos, donde las circunstancias son distintas a las que se pueden encontrar en otros países, solo cuatro apoyan a La Tarde se Mueve: Marazul, Wilson International, Xael Charters y Gulfstream.

De más de trescientas agencias de viajes La Tarde se Mueve solo cuenta con el apoyo de una: Cubamax.

A ellos el agradecimiento mío, de los colaboradores y de los oyentes de nuestro programa.

Como les dije al principio, este ha sido uno de los temas más difíciles que me ha tocado ventilar en público. Otros problemas, algunos bastante fuertes, me los he reservado siempre; pero en este caso se trataba de una empresa de viajes a Cuba ayudando a la contrarrevolución, y en esta misma ciudad, donde echamos la batalla todos los días.

Yo estoy seguro que Joe Pérez no se ha leído el Diario del Che; como no lo leyó, que trate de enterarse: “Manila” no es un lugar despolitizado. A buen entendedor, con pocas palabras basta.

Sé que Joe Pérez ha alardeado de que tiene “buenos contactos” en La Habana; y yo le voy a dar un consejo gratis: En Cuba, en mi Cuba, no hay “altares” de ese tipo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s