Brasil 2014: La previa del Grupo F

ARGENTINA

Llegó a Ciudad del Cabo como presunta victimaria pero recibió un golpe imprevisto de Thomas Müller, un bastonazo categórico de Miroslav Klose y dos alevosos goles de Arne Friedrich y el propio Klose. El 4-0 incontestable la transfiguró en víctima.

Argentina, señalada, marcada, acaso destinada a seguir hacia la semifinal del Mundial de Sudáfrica 2010, puso corazón cuando no bastó el fútbol, mas ni así pudo batir a Alemania y regresó a casa con el sentimiento de frustración que no le abandona desde el Campeonato del Mundo Italia 1990.

Habrán pasado ya tres años más 345 días de aquella humillación versus los alemanes, cuando la celeste y blanca inicie la andadura en la fase final del Mundial Brasil 2014.

Empezará de nuevo, con toda la presión que ello significa, el 15 de junio ante Bosnia y Herzegovina, una de las otras tres selecciones del F, el Grupo que al parecer el azar se empeñó en ordenar para abrirles puertas a ensayos y lucimientos argentinos.

Es que además de Bosnia, lugar 25 del ranking mundial, la selección del DT Alejandro Sabella encontrará en el camino preliminar a Irán, ubicado en el puesto 37, y Nigeria, ocupante de la plaza 44. Mejor, imposible: tres partidos para gustarse, ganar confianza, golear y presentar credenciales de aspirante de fuerza al título.

También para ajustes y correcciones. Que casi seguro deberá hacerlas más de una vez.

Sí, porque Sabella dispone de un cuadro mágico en ataque (Lionel Messi/Ángel Di María/Gonzalo Higuaín/Kun Agüero), pero la producción goleadora de los Cuatro Fantásticos, como les llaman en el país hispanohablante más extenso del planeta, pueden no alcanzar a aliviar sus sufrimientos por los muchos agujeros que se visualizan del medio campo a la portería.

En defensa sobre todo. Más o menos así lo ha dicho el técnico: “Pablo Zabaleta tuvo un año excelente, pero en Manchester City juega con un sistema diferente al de la selección, lo mismo Federico Fernández, del Nápoles, que utilizó sobre todo el 4-2-3-1. Ezequiel Garay hizo muchos goles en el 4-3-3 del Benfica y Marcos Rojo, jugando de seis, metió varios goles. Han tenido un buen año, pero traspolar eso a la selección es muy difícil”.

Un botón de muestra, otro, de las angustias de Sabella es que, solo este lunes por la tarde, en la fecha límite, dará a conocer la convocatoria de 23 jugadores. Sus últimas decisiones implican a Enzo Pérez, José Sosa, Augusto Fernández, Ricky Álvarez, Martín Demichelis y Nicolás Otamendi, futbolistas del medio campo o la defensa. Y, de ellos, ha dicho, harán el grado los más polifuncionales.

Sus virtudes pueden poder más que sus defectos en la fase de grupo. Bastaría una voz de alerta: Bosnia, Irán, Nigeria, cuídense mucho de Lionel Messi, si tienen con qué, en caso de que no quieran salir muy lastimados.

Alcanza para el trámite la posible alineación (Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Martín Demichelis, Federico Fernández, Marcos Rojo; Fernando Gago, Javier Mascherano, Ángel Di María; Kun Agüero, Gonzalo Higuaín y Lionel Messi), a fin de cuentas, el principal problema de cada una de esas selecciones también es la defensa.

Argentina, sin embargo, no piensa en avanzar a octavos de final. Para ella eso sería mirar al abismo y no al cielo. Su mirada está puesta en el tricampeonato que se le resiste desde hace 24 años, cuando en Italia pudieron conquistar el tercer título, pero cayeron en la final precisamente ante Alemania. Y sus chances de hacerse con el anhelado título pasan, sí o sí, por la genialidad de Lionel Messi.Así de sencillo: llega Messi al ciento por ciento y Argentina multiplicará sus posibilidades de ganar cada vez que supere una fase, a pesar de carecer de talento para armar el juego y de las grandes grietas que, reitero, tiene de Javier Mascherano hacia atrás.

Su caudal de talento y energía, el de Messi, digo, está intacto, listo para ser aprovechado. Así lo cree el Barcelona y revalorizó su vínculo con el 10, luego de una temporada en la que el club catalán peleó por casi todo y no ganó casi nada, entre más razones, por los altibajos del crack después de una lesión en el músculo femoral de su pierna izquierda.

Ahora, con la misma ambición de siempre, está recuperado, se siente querido por sus compañeros y hasta complacido (se cree que el DT sacrificó la presencia de Carlos Tévez por una supuesta mala relación del Apache con Messi). Habría que esperar, eso sí, para ver cómo lo utiliza Sabella, porque si lo retrasa para iniciar jugadas, correrá el riesgo de poner muchos metros entre él y el gol. De lo contrario, correrá el riesgo de poner muchos metros entre él y la pelota (por la carencia de un mediocampo creativo, por supuesto). Y las dos opciones son peligros muy grandes.

Messi, como Argentina, codicia el título, si bien, como dijo alguna vez Diego Armando Maradona, “no necesita ganar un Mundial para ser el mejor futbolista del mundo… Un Mundial no le va a quitar ni uno sólo de los méritos que hizo hasta ahora para estar donde está”.

Es que el rosarino, que lo ha ganado todo con el Barcelona y nada con Argentina (casi nada, porque ganó un Mundial Sub-20 y la Olimpiada de Beijing), que aún tiene detractores en su país natal y hasta lo señalan porque no ha cantado el himno argentino antes de algunos partidos, quiere también conquistar el corazón de sus compatriotas.

Y para entrar ahí —así es la vida, Messi— además de en lo estrictamente futbolístico y el físico, deberá trabajar muy duro su instinto, actitud, espíritu, esencia, que es al cabo la mente y el alma de la Selección.

Eso, si quiere la Copa del Mundo para él y su nación, y salir de la sombra de El Diez del Pueblo, de la espalda de Diego Armando Maradona, que es donde le coloca Argentina, no el fútbol.

Bosnia
Si alguna selección puede aguar la fiesta de Argentina en el Grupo, es Bosnia Herzegovina, que llega a Brasil por la vía del repechaje a jugar su primera fase final de Copa Mundial, después de los intentos fallidos en camino a las de Francia, Corea-Japón, Alemania y Sudáfrica.

Ya los bosnios saben lo que es enfrentar a los argentinos. En un amistoso, el 18 de noviembre de 2013, sin Messi en el campo, los goles de Sergio Kun Agüero a los 39 y 65 minutos, les derrotaron 2-0 en San Luis, Estados Unidos.

Los Dragones, que así se hacen llamar, atacan con talento en virtud de los atributos de Edin Dzeko, delantero del Manchester City, que anotó 29 goles en la eliminatoria e hizo otros 16 en 31 partidos de la última temporada de la Premier League (media de un gol cada 125 minutos).

Otro jugador importante en su ataque es Vedad Ibisevic, centrocampista del Stuttgart de Alemania desde 2012, en edad de madurez, como Dzeko, que ha afrontado problemas físicos y de a poco se incorpora a la dinámica del equipo.

Y también pesan en el equipo Spahic (Leverkusen), Lulic (Lazio) y Pjanic (Roma).

Este martes se miden a México, como parte de la preparación para el Mundial, después de vencer 2-1 a Costa de Marfil el viernes último, precisamente con dos goles del delantero de los actuales campeones ingleses.

IRÁNEn el penúltimo compromiso amistoso vísperas del Mundial, la selección iraní acaba de empatar 1-1 con Angola en la localidad austríaca de Hartberg.

Fue el tercer partido de preparación y el tercer empate. Los dos anteriores, también disputados en Austria, los saldaron con sendos 0-0 ante Bielorrusia y Montenegro, dos selecciones que no llegaron a Brasil 2014.

(El próximo será contra Trinidad y Tobago, a puertas cerradas en Sao Paulo el 8 de junio, antes de estrenarse en la lid mundialista contra Nigeria el 16 de junio).

Más no puede esperar el DT Carlos Queiroz, en cuya formación es referente el capitán y centrocampista Javad Nekounam. Y en la que parecen piezas fijas los también mediocampistas Masoud Shojaei (militó en el Osasuna, de España), Ashkan Dejagah (del Fulham, en Inglaterra), Andranik Teymourian (juega la liga local) y los delanteros Reza Ghoochannejhad (se desempeña en Bélgica) y Masoud Shojaei (de Las Palmas, España).

Plantar cara y no salir goleada puede ser el objetivo número uno de los persas, que afrontan la cuarta participación en un Mundial con dudas acerca del tobillo de Hashem Beykzadeh (Mohammad Reza Khanzadeh ha sido incluido en la convocatoria como posible remplazo) y las ausencias de los atacantes Mohammad Reza Khalatbari, integrante de la alineación tipo durante la fase de clasificación, y Sardar Azmoun.

NIGERIALas Águilas Verdes, irregulares, capaces de hacer lo mejor y lo peor en una misma competición, tienen un partido clave contra Los Dragones.

El duelo Nigeria-Bosnia Herzegovina se antoja el definidor del escolta de Argentina. Sería un choque de ofensivas, aunque Nigeria cuenta con el plus de su conocido poderío físico y la velocidad.

John Obi Mikel, en el Chelsea desde 2006, un centrocampista de corte defensivo, todo músculo y sacrificio, con inteligencia táctica, de largo recorrido y potentes disparos desde fuera del área, es el actual jugador estrella y la personificación de a lo que aspira Nigeria, que ha participado en cinco de los últimos seis Mundiales.

Mikel juega más adelante en la selección que en el Chelsea, y no estará acompañado por Obafemi Martins y Taye Taiwo, dos jugadores que no llegan a los 30 años, pero descartados por el DT, convertido en un punto de distracción dentro de la concentración.

Aparecen en la órbita del seleccionado Uwa Elderson Echiéjilé (Mónaco), Efe Ambrose (Celtic), Kenneth Omeruo (Middlesbrough), Ogenyi Onazi (Lazio), Ramón Azeez (Almería), Ahmed Musa (CSKA Moscú), Shola Ameobi (Newcastle), Victor Moses (Liverpool), Emmanuel Emenike (Fenerbahçe) y Víctor Obinna (Chievo Verona), opciones de maniobra para Stephen Keshi.

Precisamente Keshi, el DT, ha declarado que “Nigeria no será el último país que entrene”, una reacción ante la mala relación con la dirigencia de la federación nigeriana, tras la polémica alrededor de la nómina de 23 jugadores al Mundial.

(Las relaciones entre las partes no eran buenas desde que Keshi, DT campeón con Nigeria en la Copa de África 2013, renunció acusando a los dirigentes de conspirar para colocar a un extranjero en el puesto, aunque se mantuvo en el cargo tras reconsiderar la situación. Y se pusieron peores cuando la Federación de Fútbol de Nigeria entregó una lista oficial con jugadores que el técnico no había convocado).

Dependerá de la tranquilidad del entorno del equipo, más que del rigor táctico, que Nigeria muestre su mejor perfil, y no vuelva a caer en la primera instancia como en 2002 y 2010, las últimas ediciones del Mundial en las que ha participado.

Si Keshi mantiene su ego en la sombra y logra que sus dirigidos jueguen con el cerebro, además de con músculo, tendrán la segunda ronda a tiro, en lucha con Bosnia.La frase futbolera de hoy:

El Papa, Frank Sinatra y yo, somos los únicos que hemos logrado silenciar el Maracaná con 200 000 personas dentro.

Ghiggia, jugador uruguayo, tras derrotar a Brasil en la final del Mundial de 1950.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s