Ecuador: “El trasfondo del discurso de Jaime Nebot es derrocar a Rafael Correa”

EL TELEGRAFO – El presidente Rafael Correa dijo ayer que nunca había visto al alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, tan exaltado. Más allá de las reacciones al largo discurso que ofreció al pie del Malecón, las palabras del burgomaestre tienen particularidades. Desde que ocupa el Sillón de Olmedo, Nebot ha evadido la política nacional. Solo entra en la coyuntura política si esta afecta a sus intereses en Guayaquil, pero ahora hay una diferencia, el Alcalde cambió de discurso y sus palabras parecían dirigirse a todo el país.

En una de las partes de la intervención, Nebot indicó: “Ese país no lo vamos a aceptar nunca jamás porque ese no es Ecuador es Venezuela”, en referencia al modelo equitativo que propone el Gobierno actual.

Nebot dijo ‘guayaquileños’, pero más mencionó ‘ecuatorianos’. Utilizó palabras como ‘Ecuador’ o ‘Patria’, en un discurso muy similar al de un político que aspira a la Presidencia de la República.

Para el catedrático Felipe Burbano de Lara, Nebot se centró en los puntos de la agenda nacional en los cuales hay una discrepancia con la Revolución Ciudadana. El analista político opina que “la propuesta de Nebot es contraponer una idea distinta de la economía, de la generación de riqueza, del trabajo, de una sociedad productiva, frente a este esquema estatizante que defiende la revolución y que tiene en determinados momentos unas pulsiones anticapitalistas”.

Mientras que para el analista Mario Ramos, director del Centro Andino de Estudios Estratégicos, el discurso de Nebot fue agresivo y dirigido a generar emociones.

Según su análisis, las palabras de Nebot no fueron políticas, porque no presentó ninguna propuesta. “El trasfondo del discurso es derrocar a Rafael Correa, y no quiere que cumpla su periodo”, agrega Ramos.

Críticas a la Senplades durante la intervención

En otro punto del discurso, Nebot calificó de un “laboratorio de proyectos fracasados” a la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades), que ya existía antes del actual Gobierno, y que fue fortalecida en estos últimos 8 años.

Nebot mencionó, concretamente, a Fánder Falconí, extitular de la Senplades y a Pabel Muñoz, actual cabeza de esta entidad. Ellos, según el burgomaestre, son los responsables de los proyectos de ley que buscan combatir la desigualdad social.

Muñoz respondía en Radio Visión: “Ayer un personaje político faltó el respeto a los hombres y mujeres que trabajamos en la institución. Nosotros somos los que conocemos qué es lo que pasa con la pobreza en Ecuador”.

Sobre la marcha aseguró que “la expresión del pueblo guayaquileño es digna de escuchar y considerar, de todas maneras, hay que ver que estas fiestas democráticas nos llenan de energía para hacer escuchar nuestras posiciones políticas y me recordó mucho a la marcha que hicimos en noviembre en Guayaquil que también fue multitudinaria y creo que nuevamente hablando con franqueza el Alcalde de Guayaquil tiene peso en Guayaquil, así como nosotros tenemos capacidad de convocatoria a nivel nacional”.

Para el analista Daniel Crespo, Nebot se aprovecha “de que la labor planificadora se percibe como profundamente centralizada”. Y agrega que el alcalde “mantiene un carácter localista y que le falta concreción”, además de apelar a las emociones.

Uso de palabras que atentan contra las minorías

Nuevamente el Alcalde hizo referencias a la hombría en su discurso político. “Han falsificado, como lo hace mal el Presidente cuando habla con voz de hombre, mi voz”.

Para la activista de los grupos GLBTI, Diane Rodríguez, la expresión de Nebot denigra a las mujeres, pues ubica en el mismo nivel la fortaleza con la voz de hombre.

Es como si una mujer no pudiera tener la capacidad para ocupar cargos de dirección política. Por eso Rodríguez, que hoy liderará la marcha del Orgullo GLBTI, en el puerto principal, dice que estos discursos de odio deben ser desterrados de la política. Aunque no lo quiera, agrega la activista, el discurso del Alcalde “fomenta la discriminación y el odio hacia la mujer y las minorías sexuales”.

Ella ahora se pregunta “¿qué pasaría si el Presidente tuviese voz de mujer? ¿Afectaría eso su desempeño?”. (I)

DATOS

Un periodista y un camarógrafo de la agencia Andes fueron expulsados de la concentración organizada por opositores al gobierno en la avenida de Los Shyris, al norte de Quito, donde un grupo de manifestantes propinó agresiones verbales y hasta físicas al equipo para impedir que realice su trabajo.

“Estábamos cumpliendo con nuestro trabajo, nos acercamos a hacer unas imágenes de la protesta para informar sobre los hechos noticiosos. Un señor se acercó para que no le grabe, y accedí, me alejé un rato del grupo, y luego una señora se me acerca, me dice que soy del gobierno, que soy un borrego, que fuera Correa”, señaló José Vargas, camarógrafo de Andes. Imágenes registradas por el equipo de la agencia muestran cómo algunos de los manifestantes intentan a la fuerza tapar la cámara. (I)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s