La pendejada de @JC_Valera y @IsabelStMalo contra #Venezuela¨Todo Estado sometido, deja de ser digno¨

Pues como se los cuento, este gobierno panameño posee trastornos de todo tipo, y los resultados de un dignóstico serían los siguiente: Falta de carácter, , elevado alzheimer, le da el trasero y el cuerpo entero a todos los gobiernos imperiales de Norte América y de Europa para que les gobierne y serle fiel a sus ordenes, no posee ni una pisca de dignidad y es adicto a la corrupción. En Fin,  está para ser internado en un manicomio. Pues resulta que cuando los Papeles de Panamá, los EE.UU y la UE tildó al gobierno y al país de corrupto, el gobierno panameño no tomo medida alguna con todos los países y organizaciones internacionales que lo criticaron y que tomaron acciones legales contra  Panamá, comenzando por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), que sometió al gobierno a cumplir con sus condiciones en materia Fiscal – financieras, pues de lo contrario, permanecería en la lista negra. Por otro lado, los EE.UU incluyó en la lista de la OFAC a una empresa panameña de Abdul Waked, motivado por el supuesto envío de financiamiento para acciones terroristas, sin prueba alguna, lo cual generó el cierre de varias empresas y despidos masivos, se determinó en el juicio que no existe evidencia de esa acusación, y el gobierno panameño quedó en ridículo y entregándole el trasero a los EE.UU con todo el consentimiento del mundo y sin gota de resistencia. Ahora, el gobierno, a cometido la mayor pendejada del mundo contra Venezuela, aplicando una lista copida de los EE.UU, con la incorporación de varios dirigentes y empresas venezolana, que demás esta decir que esto el obra de los EE.UU, puesto que los ineptos del gobierno panameño no son los autores intelectuales de tal brillante idea. El Gobierno de Valera pensó que los venezolanos iban hacer tan pendejos como su gobierno, que no tienen pantalones para contraatacar  a quienes le agreden. Y el gobierno Venezolano le respondió con la misma moneda dejando en ridículo  una vez más a gobierno títere de Juan Carlos Valera. Venezuela le demostró una vez más al gobierno de Panamá, a los gobiernos de la región y los imperialista  de Norte América y Europa, que la dignidad de un pueblo no se vende.

Resultado de imagen para Foto de Nicolas Maduro con Juan Carlos Varela

Tomado de: Bayano Digital 

La decisión de Panamá de convertirse en trampolín para el aislamiento económico y financiero de Venezuela rompe los mecanismos de diálogo y deshace las fórmulas de entendimiento que otras administraciones mantuvieron, para mantener vigente una política exterior digna en el contexto regional y mundial.

Ya no hay lugar para dudas: Panamá ha decidido pasar de aliado de Washington, a un Estado subordinado en la agresión contra el Estado venezolano. Ese comportamiento no sólo hunde en un total desprestigio a la Cancillería panameña, sino que compromete en forma grave las vitales relaciones con otros países del orbe.

Los bloqueos, los embargos, las amenazas bélicas y los sabotajes que durante décadas fueron dirigidos contra Cuba, vuelven ahora a ser aplicados contra Venezuela, un país rico el petróleo, oro y poseedor de otros minerales valiosos y una gran biodiversidad, en un intento por obligarlo a que ceda el control de sus recursos.

Sin embargo, Estados Unidos ‒tutelado por una peligrosa mafia administradora de negocios petroleros‒ necesita que haya peones que hagan el trabajo sucio y generen una imagen de “defensores de la democracia” para golpear bajo y allanar el camino para la liquidación del proyecto político y económico venezolano.

Es allí donde entra a desempeñar una función servil el gobierno panameño, al que poco le importa haber lanzado por la borda los años de trabajo en que Panamá construyó una imagen de país soberano, promotor del diálogo y la paz en Centroamérica, y de interlocutor válido en la solución de conflictos en el mundo.

Difícilmente, el gobierno podrá salir incólume al ejecutar como propias órdenes foráneas que comprometen la suerte de la nación y generan aislamiento político. Los autores de hechos indignos que malogran la soberanía y lanzan estiércol sobre la memoria de los mártires, deben responder por viles y abominables acciones.

Al perder el último ápice de respeto que le quedaba, el gobierno de Panamá debe saber que jamás podrá erguirse en las tribunas internacionales como paladín de la democracia y los derechos humanos, sin que antes sea desenmascarado por su traición y la conducta de rendir pleitesía a un Estado extranjero interventor.

El pueblo panameño ha tenido la capacidad de juzgar a quienes intentaron hipotecar la soberanía y comprometer el futuro de las nuevas generaciones con intereses de grupos explotadores. De la soberanía y dignidad sí se vive, pero nunca de la subordinación y el ultraje cometido por los saqueadores en América Latina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s