El “tema Facundo”: Cinco opiniones no aplaudidas en Miami

Publico una serie de opiniones de intelectuales cubanos sobre la presunta censura al personaje Facundo del programa humorístico “Vivir del Cuento”, que considero importante para el debate.

Cierto es que hay temas mas perentorios que este, pero en este frente (el de la cultura) también nos hacen la guerra los enemigos de la Revolución cubana, por eso es importante salir al paso.

Considero que lo principal es impedir que se nos manipule este espacio y que sus actores entren en el juego de los “guerreristas” culturales.

Publicado el 6 de enero de 2020 por el blog “La Pupila Insomne”

https://lapupilainsomne.wordpress.com/2020/01/06/el-tema-facundo-cinco-opiniones-no-aplaudidas-en-miami/

Desde fines del año pasado la polémica alrededor de un actor perteneciente al elenco del programa humorístico de mayor audiencia en la televisión cubana ha estado suscitando reacciones en la red social Facebook, unas aplaudidas y otras atacadas o ignoradas desde medios de comunicación asentados en  -o financiados desde- Miami,  que han estado siguiendo el tema. Publico acá varias que, sin dejar de en la mayoría de ellas contener críticas hacia instituciones cubanas, se encuentran en el segundo caso.

Any Ortega (Periodista de la Televisión cubana):

EL CHOTEO- SHOW DE ANDY VÁZQUEZ.
Hace rato que valoro si participo o no de lo acontecido con el ” Chiste” de Andy Vázquez, el Facundo del Humoristico de la TVC ” Vivir del Cuento” .
He tenido la oportunidad de entrevistar varias veces a sus actores y a su Director Ignacio García. Conozco de sus horas de desvelos y trabajos de mesa en función de una buena entrega televisiva.
Y es justo reconocer que antes de la aparición de este espacio, la TVC estaba huérfana de espacios como éste.
Vacío que no había sido cubierto, con tan alta teleaudiencia , desde los antológicos San Nicolás del Peladero y Detrás a la Fachada (sólo de alcance nacional, teniendo en cuenta contextos epocales).
Su altísima cantidad de seguidores avalan sus resultados.
Por qué su popularidad? Por qué su alto raiting por tantos años consecutivos?
Bueno, ya este epígrafe ha sido abordado en varias entrevistas y artículos de otros colegas. Por tanto se conocen bien todas las respuestas. Razones que han provocado felices risas pensantes y largos aplausos a teatro lleno.
Sin embargo resalto una de las razones esenciales, en mi criterio: la elevada conexión , pudiéramos decir , química existente entre los integrantes de su equipo. Resultado obtenido por la estrecha relación de trabajo entre todos.
Pero esta vez….un comportamiento particular ha afectado a un colectivo. Ha roto, ha quebrantado esa unidad a ojos de los demás, cuestionada hoy por todos a causa de la actitud de Andy Vázquez.
Entonces me hago varias preguntas.
– Andy Vázquez actuó deliberadamente?
Es cierto que lo publicó en las Redes, pero:
– Cuál era su intención cuándo se burló de algo que lastimó e incomodó tanto al pueblo?.
Sabiendo que fue tan desagradable y vergonzoso lo ocurrido. (Que las colas y tumultos son comunes, es cierto) pero aquello, de esa forma tan agresiva, nunca había sucedido.
Por eso lo acontecido en el Mercado de Cuatro Caminos lastimó al PUEBLO. Y MUCHO.
Entonces:
– Había que jugar con eso? Burlarse?
– Qué intención tuvo ….para congraciarse con quién?
Andy Vázquez me gustaría saber si pensaste en todo esto ? , en las consecuencias como es lógico.
Porque tu estilo burlón del “chiste” ya tiene otros ejemplos , no muy afortunados y tú lo sabes.
Sabes por qué. Porque trasciende el tema de la Censura. Alcanza más allá.
Y si no sabes a lo que me refiero entonces tu ligereza trasciende el sentimiento.
Burlarse , dar chucho, reírse de lo que nos pasa depende y siempre ha dependido de las realidades y circunstancias que matizan la vida de los cubanos.
Asumimos como ” cubania” el choteo, la burla, ahora se incluyen los memes. Está bien. Ha sido reconocido por el mismísimo Emilio Roig. Sólo que asumirlo, tan repetitivamente, nos ha ido conduciendo poco a poco a la falta de seriedad y responsabilidad ante la vida del país.
Pero, esta vez es diferente. Esta vez un montón de irresponsables inescrupulosos sabotearon el esfuerzo de años por mejorar un lugar cuyas características todos conocemos.
Cuatro Caminos era el símbolo de un esfuerzo grande que sería celebrado en una fiesta por la Habana. Y fue como escupir la mano que ayuda.
Hay que burlarse de eso? Algunas expresiones se han repetido al mismo tiempo en que fluyen los apoyos :
” Se pasó Facundo”
” Pero qué le pasa a éste ahora, se está contagiando?”
Son muchas y diversas las conjeturas y preguntas.
Las respuestas pueden ser también tan diversas como los criterios en torno a la Censura y la Sanción al comediante.
Que quién es?
Andy Vázquez. …actor empírico, encumbrado por su alta capacidad actoral, carisma, vis cómica, mimetismo y desdoblamiento demostrados en el programa humorístico más famoso de Cuba, dentro y fuera de fronteras.
Anónimo por completo antes de este espacio.
Lo cierto es que ahora, con su gracia, no sólo falta una pata de la mesa, sino que ha generado un estado de opinión , digamos, bastante adverso, cuestionador lógicamente y convulso en cuanto a :
– la actitud de sus propios colegas , (ahora muy cuestionados) supuestamente por no defender a Andy Vázquez, quien actuó por su cuenta. Fue su decisión hacer lo que hizo.
– cuestionamientos acerca de la permanencia o no del Programa.
– su salida del espacio que afectó la estructura del Programa. Él sabe que era un personaje clave.
Acaso no imaginó que su ” chiste” , tan parecido a ciertos estilos foráneos tendenciosos, podía molestar en el Medio para el cual trabaja?
Con esto no niego la necesidad de la crítica, ni la indiscutible verdad sobre el rol del Programa, al llevar una especie de crónica satírica en torno a la cadena de acontecimientos que vive la Cuba de hoy y su carácter de inmediatez. Incluso llegando a los análisis más necesarios que sólo ellos lograban de maneras tan simpaticas y originales. Escasos en nuestros medios de prensa.
Pero , NO ES LO MISMO que usted se burle de la caída tonta de un amigo, a que usted se burle de que a su amigo le han caído a golpes en pandilla, de que a su amigo le han intentado destruir su casa después de tanto esfuerzo por arreglarla.
No siempre el choteo y la burla son oportunos , ni acertados. A veces son incluso burlas innecesarias. Que incluso lastiman. Hieren suceptibilidades.
Te pregunto Andy Vázquez, simpatías aparte:
Qué necesidad tenías de esto, justo en estas fechas y con algo que ya es Bohemia vieja? (Y que a los 3 días fue solucionado)
PUES YO ,
QUE NO APOYO PARA NADA LAS INJUSTICIAS, y que aún no entiendo lo sucedido con el periodista deportivo Yasel Porto, esta vez NO SOY ANDY VÁZQUEZ.
NI ME DIO NINGUNA GRACIA SU “CHISTE” INNECESARIO , TARDÍO Y FUERA DE LUGAR.
TODO EN LA VIDA TIENE MATICES, TODO ES RELATIVO. PERO EN TEMAS DE OPORTUNISMOS BARATOS, ESTIMADO MIO, O APOYAS A TU PAÍS O TE PRESTAS AL CHOTEO-SABOTEO.

Luis Toledo Sande (Dr en Filología, escritor):

ME VIENEN A CONVIDAR
Me llega la invitación a sumarme a un proyecto que explícitamente busca masividad en la defensa del actor que encarnaba el personaje Facundo en el programa de televisión “Vivir del cuento”. Pero no me sumo, y he aquí mis razones:
No he visto el trabajo audiovisual por el que dicen que el actor fue sancionado, y me hallaba fuera de Cuba cuando ocurrieron los deplorables sucesos (¿casuales?) en el mercado de Cuatro Caminos, por lo cual conocí esos hechos solamente por las noticias que circularon en mi entorno, y por lo que apareció en las redes, que tan útiles son, y tanto honor hacen a su nombre: enredan.
Los excesos de interdicción o censura cometidos en otros momentos no se compensan con el culto de un laxo “laissez faire socialista”. (¿”Libertad de expresión sin responsabilidad?)
Si la sanción fue indebida —y eso no lo sé, ni puedo juzgar: me faltan elementos de juicio—, debe revertirse por las vías pertinentes. Repito: si fue indebida.
En su conjunto, y a pesar de la presencia en él de un actor como Omar Franco, el programa del que formaba parte el personaje dejó de resultarme simpático desde que sirvió de vía para que el pícaro Barak Obama entrara como tipo gracioso en los hogares cubanos. Pero eso, si ciertamente fue un error —y creo que lo fue: lo he dicho y escrito en más de una ocasión—, no sería principalmente responsabilidad de los realizadores del espacio, y nadie ha pagado por ello, que yo sepa. Por cierto, el capítulo con que “se explicó” la sustitución de Facundo por otro personaje oportunista, acaso peor que aquel, no me pareció edificante.
Hasta aquí mis razones básicas para no aceptar la invitación que he recibido. Y espero que quienes se oponen apasionadamente a toda forma de censura me reconozcan el derecho a tenerlas y expresarlas.
Añado el enlace de un artículo que escribí hace pocos meses, y fue publicado en Cubaperiodistas, por donde Cubadebate lo reprodujo: “
Sin ignorar el péndulo, ni resignarse a él
En La Habana, a 4 de enero de 2020,
Luis Toledo Sande

Enrique Ubieta. (Ensayista. Director de la revista Cuba Socialista):

(Comentario a la publicación de Luis Toledo Sande)

Excelente amigo, como siempre, en realidad se le rescindió el contrato, no fue sancionado (no es lo mismo), ni expulsado de la TV y no por su más reciente video miamense, sino por el conjunto de videos y declaraciones miamenses que a lo largo del tiempo ha realizado utilizando un personaje e incluso el nombre de Vivir del cuento, todo sin autorización de la TV cubana o del equipo del programa donde se discuten sus diálogos (como en toda televisora). Ante cada falta la dirección del programa discutió con él; entonces admitía su falta, pero volvía a lo mismo. Creo que en realidad trataba de hacer “méritos” para quedarse, y eso me parece indigno (no quedarse, sino tratar de hacer “méritos” para ser “elegible”) Cuando desmintió que ese fuese su objetivo (él no ha regresado aún de Miami), dejó caer una frase sospechosa y francamente canalla: “no sigan diciendo eso, que allá todavía está mi esposa y mi hijo de dos meses”, como si además en Cuba pudiesen tomar represalias contra su familia.

Ernesto Limia (Historiador):

Un editorial de Cibercuba me obliga a romper el silencio sobre el tema de Vivir del cuento: “Periodista oficialista justifica expulsión de Andy Vázquez del ICRT: “Lo acontecido en Cuatro Caminos lastimó al pueblo”, en referencia a un post que publicó Any Ortega en su muro de Facebook.
Any Ortega está en el derecho de expresar la opinión que considere en su muro. Como periodista también tiene el derecho de realizar una crítica a un artista. Los presuntos errores del ICRT no se le pueden atribuir a ella. Simpatizo con los personajes de Andy Vázquez, le eché menos en la nueva temporada. El sustituto, igualmente un gran humorista, no consiguió estar a la altura de lo que se necesitaba.
Más allá de cualquier consideración extra artística, el video de Andy sobre Cuatro Caminos fue un pujo, que terminó en panfleto político cuando se anunció como “las chivaterrías de Facundo Correcto”. Hacerlo desde Miami en medio de una escalada de la guerra anticubana y de las tensiones en las relaciones bilaterales sin precedentes desde la era de Reagan, es, cuando menos, irresponsable. En lo personal, considero que Andy vio la barba de sus vecinos arder y puso la suya en remojo. O sea, que le cogió miedo a Ota Ola y decidió hacer una concesión, una bufonada. Cabe preguntarse: ¿Por qué no hace un chiste contra Mauricio Claver-Carone o contra Marcos Rubios? ¿Por qué no inventa en Miami un personaje para ridiculizar a los batistianos y los terroristas de la Calle 8? ¿Por qué desde el humor no enfrenta a Ota Ola en la defensa de los artistas de la Isla que están siendo objeto de un linchamiento mediático?
No estoy de acuerdo con que lo sacaran del programa. A mi juicio, más dañino resultó el programa que “Vivir del cuento” le dedicó a Obama, cuyo guion debió ser aprobado por la Casa Blanca. La medida que muy pocos comprenden, junto a la respuesta tardía del director de Cubavisión, han agravado el problema. Un artículo de un crítico de arte, o este propio de Any Ortega hubiera llamado a Andy a la vergüenza, no tengo duda. Eso es lo que pienso.Ahora bien, el tema lo está aprovechando la contrarrevolución —la tradicional y la de nuevo signo— para denigrar a nuestra institucionalidad y a la Revolución misma. Una bandera cubana tatuada en la piel no dice nada, absolutamente nada. A Céspedes lo delató un cubano, sino el batallón de San Quintín no llega a San Lorenzo; a Martí lo remató otro cubano; Gerardo Machado fue general mambí; Batista era de Banes, Holguín, la provincia de Calixto García y de Fidel. No podemos ser ingenuos, la Revolución es de nuestro pueblo y la pelea, incluida la batalla cultural, es por el corazón de los cubanos. Mienten quienes han dicho que la mayoría de nuestros artistas e intelectuales han abandonado el país. La inmensa mayoría tiene un pensamiento descolonizado y antimperialista. Y su proyección es lógica y necesariamente crítica, porque de lo contrario no cumple con su objeto: acompañar a la dirección de la Revolución y a nuestras bases populares en las transformaciones sociales que emprendimos hace 61 años cuando tomamos el poder político mediante una insurrección armada. Traidores los hubo y los habrá en todos los niveles. No creo a Andy un traidor y no estoy de acuerdo en empujarlo hacia el enemigo. Considero que debemos ser cuidadosos para no lacerar más de lo que este intenso debate debe haber lacerado tanto a él como a su familia. Por lo sensible del tema no había querido opinar, pero no puedo mantenerme al margen cuando un medio proyanqui como Cibercuba intenta formar opinión en nuestro país.

Javier Gómez (Productor audiovisual):

Para coger mi “cuota de piedras” e insultos, esto lo dije hace unos meses cuándo apareció en Granma aquel artículo sobre el tema “Facundo”…: *

“Si la primera vez que al personaje de Facundo en “Vivir del cuento” se les ocurrió sacarlo con el borde rojo de un carnet del PCC en el bolsillo de la camisa, los que debieron haberse percatado de eso al momento lo hubiesen hecho. Si la primera vez que se les ocurrió agregarle el sello de la Asociación de Combatientes igual se hubiesen percatado, no tendrían que estar ahora soportando el ridículo… ¿A que estaban atendiendo?…Ahora no les queda mas remedio que aguantarlo.”

Ahora, una vez tomada la decisión de no aguantarlo más, la institución debe defender mejor su decisión. La argumentación de por qué sacar del aire un personaje por su intencionada burla política, ofensiva para muchas personas, instituciones y organizaciones políticas de este país, no podía quedar en boca de un funcionario de tercer nivel. Andy Vázquez salió cada semana asumiendo su postura política ante millones de televidentes, se permitió que Obama usara el programa, se quedaron de brazos cruzados mientras los medios digitales de Miami hacían suyo el programa, nunca advirtieron ni denunciaron las provocaciones utilizando el programa , pero los responsables de eso y de la decisión de sacar del aire al personaje son los que tienen miedo de salir al aire defendiéndose a sí mismos.

Imagen tomada del Facebook de Javier Gómez Sánchez

*Se refiere al texto “Humor de un solo sentido” publicado en el diario Granma el 9 de agosto de 2019
En relación con este tema he publicado con anterioridad dos artículos en este blog:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s