Archivo de la categoría: Conservación de la Cultura

Cantos de sirenas chacalistas

Tomado de: Mauricio Escuela Orozco

Los tiempos siempre han sido heroicos, hubo hombres y mujeres de gesta que en medio de grandes momentos de la historia marcaron el rumbo de la canción. Los pueblos guardan esos instantes con las reliquias más preciadas, quizás a la espera de nuevos despertares. Así, la canción se tiñe de temas nacionales o internacionales pero siempre de un cariz tremendista y sentido, pueden contarse desde los abordajes más humanos y etéreos, así como los más marcadamente patrióticos.

En Francia, un músico improvisó una canción de marcha que hoy es el canto de la República y, sin ir más lejos, nuestro propio himno procede de una melodía tocada mil veces en la iglesia de Bayamo y que devino grito de libertad. Cuba procede de una larga tradición heroica como nación que la hace cuna de trovas y ritmos. El archipiélago musical se aboca hoy, no obstante la tradición, al aplanamiento mercantil.

Se sabe que los Estado-Nación son un esquema que las transnacionales quieren derrumbar, así como toda la espiritualidad soberana que hay en el hombre contemporáneo. Los llamados conceptos duros de la vida se reemplazan por la “filosofía de lo light” o sea, una noción kleenex que ve el mundo como desechable. Seguir leyendo Cantos de sirenas chacalistas

La cultura es la coraza moral de un país

Foto

Tomado de Auca en Cayohueso

Eusebio Leal Spengler ha dedicado la mayor parte de su vida a engrandecer la historia de Cuba y su memoria. Todos los que lo hemos conocido nos quedamos deslumbrados por su capacidad creadora e intelectual. Orgullo y agradecimiento profesan los cubanos por el hombre que durante 40 años ha salvaguardado el patrimonio y la memoria histórica y cultural de su capital, patrimonio de la humanidad.

En su obra, como líder de la restauración del Centro Histórico de La Habana, ha demostrado una preocupación constante por el entorno social.

En entrevista, revela su visión de la Cuba actual, los valores a rescatar y la esencia de la cubanía. Como él dice, es hijo de su tiempo, y su tiempo comienza cuando se derrumbó la sociedad antigua y se necesitó construir la nueva…

Como señaló la poeta Fina García Marruz: En su sacrificio humilde, en la entrega tenaz de sus horas, en la vehemencia prometéica con que ama a La Habana, es donde está su huella. Cuando lo olviden los hombres, todavía lo recordarán las piedras. Seguir leyendo La cultura es la coraza moral de un país