Archivo de la etiqueta: Cementerio Santa Ifigenia

Nuestro #Fidel en su 93 cumpleaños

Fidel
Foto: del autor

SANTIAGO DE CUBA.-Expresión del espíritu de lucha, del coraje, la sensibilidad y dignidad que ejemplificaron su vida, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz recibió al cumplirse 93 años de su natalicio el tributo de cientos de cubanos y visitantes extranjeros, ante la roca monumento que acoge sus cenizas en el cementerio patrimonial Santa Ifigenia.

El primer homenaje en su 13 de agosto bien temprano llegó de los jóvenes santiagueros con sus banderas, sus cantos y salido muy profundo de sus corazones el convincente “¡Yo soy Fidel!”, que repetirían otros como el hombre que ante los familiares del Comandante dijo que él estaba más vivo que nunca, en toda causa justa del mundo.

Para confirmarlo llegó desde los Estados Unidos sin más permiso de viaje que su amor solidario y la admiración por el Líder de la Revolución, el contingente de la Brigada Venceremos que a cinco décadas de creado por el propio Fidel, acudió a dedicarle rosas blancas y rojas, y a pedirle en una foto el testimonio de haber estado a su lado. Seguir leyendo Nuestro #Fidel en su 93 cumpleaños

¿Cómo se concibió el sitio que guarda las cenizas de Fidel?

Una roca extraída de un sitio próximo a la Gran Piedra, lugar del oriente del país que pertenece a la Sierra Maestra, tan raigalmente vinculada a la vida revolucionaria de Fidel, contiene la urna de cedro que guarda sus cenizas.

Con una compartimentación muy alta laboró durante diez años un reducido grupo de trabajo en el proyecto. El entonces ministro de las FAR, General de Ejército Raúl Castro Ruz, le encomendó la tarea en 2006 al arquitecto Eduardo H. Lozada León, quien junto a su esposa, la también arquitecta Marcia Pérez Mirabal, concibió la concepción del recinto.

El Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque asesoró la labor y buscó soluciones como la del cercado perimetral, para lo cual propuso tener en cuenta la parte superior del monumento dedicado al Apóstol en Dos Ríos. Después de fallecer Almeida, el viceministro de las FAR, general de cuerpo de ejército Ramón Espinosa Martín, asumió la responsabilidad. Él guardaba en su memoria la existencia de la piedra y señaló el lugar donde se encontraba.

Durante tres años se trabajó en el perfeccionamiento de la roca granitoide, que posee un peso de entre 48 y 49 toneladas aproximadamente, y una altura cercana a los cuatro metros. Pulirla, perforar el espacio para la urna, revestir el interior y preparar la tarja de mármol verde y letras en bronce con el nombre de Fidel fue una delicada tarea. Seguir leyendo ¿Cómo se concibió el sitio que guarda las cenizas de Fidel?