Archivo de la etiqueta: Derrecho a la libre determinación

¿Por qué tengo que votar Sí?

Por Roberto Fuentes (colaborador de la Santamambisa)

Cuando la televisión, la radio y todos los medios nos los repetían una y otra vez, al punto de saturarnos, y en buen cubano estábamos al “apagarle la planta”, sin reflexionar al respecto; la naturaleza, contradictoriamente sabia, nos mandó el dichoso tornado.

De pronto la realidad cambió en un segundo, y ante la magnitud del desastre y sus consecuencias para miles de cubanos, entre los que me incluyo, la sociedad se estremeció.

Pasados unos días, ya un poco recuperado, y con las afectaciones encaminadas, después de esta realidad vivida, me viene obligatoriamente la necesaria reflexión, y pasan por mi mente los minutos, las horas, los días vividos.

Y entonces sin dudarlo, NO porque me lo impongan, ni me lo repitan, ni siquiera por compromiso con nadie, sino porque estoy convencido sé que tengo que VOTAR SI.

  • SI porque los que resultaron lamentablemente heridos fueron atendidos de inmediato, sin que nadie les preguntara su afiliación política, si apoyan al gobierno o no, si eran comunistas o no, si simpatizaban o no con mi nuevo presidente, y mucho menos si son miembros de la mal llamada “oposición”, que nosotros simple y llanamente, como buenos cubanos, llamamos contrarrevolución.
  • SI porque mi nuevo presidente, el que eligieron personas elegidas por mí, y no un grupo de “compromisarios” que jamás conocen a los de abajo, sabe dónde está mi casa afectada, estuvo allí.
  • SI, porque llegó,minutos después del tornado, y no para humillarnos lanzándonos rollos de papel sanitario, sino preocupándose primero por la salud de las personas, por su atención, por su recuperación física. Después afirmando que nadie iba a quedar desamparado y todo se resolvería. Y aunque se que eso es bien difícil, le creímos por el solo hecho de estar allí.
  • SI, porque este es el único lugar del mundo donde un tornado desata otro tronado de fuerza muy superior al que nos impactó; un tornado de solidaridad, que trajo a nuestros barrios afectados otros miles de cubanos que no sufrieron su impacto, pero que compartieron nuestro dolor.
  • SI, porque ese “cono” inmenso de solidaridad “arrastró” a otros miles de cubanos residentes a cientos de Km. de distancia y ninguno preguntó cuánto iba a ganar por eso o si recibiría una remuneración adicional. Solo recogieron sus herramientas con el deseo de ayudar a otros que lo necesitan y con el convencimiento de que, si alguna vez fuesen ellos los afectados, recibirían el mismo torrente de solidaridad en sentido contrario.
  • SI porque la intensidad de la solidaridad de nuestra sociedad es capaz de estremecer las fibras de todos, desde los pioneros hasta los abuelos.
  • SI porque la entrega de materiales para la reconstrucción comenzó a llegar prácticamente al otro día del siniestro y no 13 meses después como en Puerto Rico.
  • SI porque los servicios básicos fueron restablecidos en casi su totalidad en solo una semana, y hoy todavía hay zonas sin corriente eléctrica en Puerto Rico más de un año después.

Por todo eso y más #YoVotoSí.