Archivo de la etiqueta: Retroceso en las relaciones entre EE.UU y Cuba

¿Qué propiedades reclaman a Cuba y quiénes eran sus dueños?

Tomado de La Pupila Imsomne

Por: Iroel Sánchez

“Propietario en nueve centrales (azucareros), un banco, tres aerolíneas, una papelera, una contratista, una transportista por carretera, una productora de gas, dos moteles, varias emisoras de radio, una televisora, periódicos, revistas, una fábrica de materiales de la construcción, una naviera, un centro turístico, varios inmuebles urbanos y rurales, varias colonias, varias firmas norteamericanas y otros múltiples intereses”

La anterior es la ficha del dictador Fulgencio Batista en el libro Los propietarios de Cuba 1958, de Guillermo Jiménez, que presenta las propiedades, cargos públicos y relaciones familiares de los 551 más prominentes miembros de la oligarquía cubana al triunfo de la Revolución. No es un libro politizado, expone sólo datos, pero ilustra cómo mucho menos del uno por ciento de la sociedad cubana -que entonces reunía poco más de cinco millones de habitantes- concentraba la riqueza de la nación mientras los índices de desempleo, insalubridad y analfabetismo flagelaban a buena parte de los cubanos.

Sobre Batista y su relación con EE.UU. John Fitzgerald Kennedy dio una definición muy ilustrativa cuando hacía campaña por la presidencia de EE.UU:

“Fulgencio Batista asesinó a 20 000 cubanos en siete años, una proporción de la población de Cuba mayor que la de los norteamericanos que murieron en las dos grandes guerras mundiales…Voceros de la Administración elogiaban a Batista, lo exaltaban como un aliado confiable y un buen amigo, en momentos en que Batista asesinaba a miles de ciudadanos, destruía los últimos vestigios de libertad y robaba cientos de millones de dólares al pueblo cubano.”

Seguir leyendo ¿Qué propiedades reclaman a Cuba y quiénes eran sus dueños?

Ley Helms Burton, burla de EE.UU. a la dignidad de los cubanos

Ley Helms Burton, burla de EE.UU. a la dignidad de los cubanos

Escrito por  Odette Díaz Fumero

El Héroe de la República de Cuba, Gerardo Hernández, catalogó hoy la Ley Helms Burton, aplicada por las administraciones de Estados Unidos, como una burla y ofensa a la dignidad de los cubanos.

‘Tengo casi 54 años y no sé lo que es vivir en un país que no esté bloqueado, nací en una Cuba agarrada por el cuello por el gobierno estadounidense, el cual no quiere que demostremos que un mundo mejor es posible’, sentenció el luchador revolucionario en un intercambio con Prensa Latina.

Hernández quien está en Caracas como parte de la delación de la mayor de las Antillas al XVIII Congreso Latinoamericano y Caribeño de Estudiantes (CLAE), denunció que el acoso constante de la Casa Blanca afecta todas las esferas de la sociedad cubana.

Al respecto, lamentó como luego de vivir unos años de supuesta ‘relajación de las tenciones’ entre Washington y La Habana, el actual presidente norteamericano, Donald Trump, puso el tema Cuba en manos de fascistas que han liderado la conocida industria del anticastrismo.

‘Personajes que basan su carrera en el odio hacia la población cubana y tras 23 años de entrada en vigor el mecanismo de coacción financiera, ahora decidieron aplicar el Título III de la Helms Burton, como un nuevo método para alejar las relaciones de cordialidad entre las dos naciones’, sentenció Hernández.

En ese sentido, el miembro de los cinco cubanos que por más de 16 años estuvieron condenados a prisión en Estados Unidos por defender la integridad territorial del archipiélago, aseguró que desde la nación norteña ‘temen al acercamiento, el cual puede representar un peligro para el modus vivendi de los políticos’.

Por otra parte, el también vicerrector del Instituto de Relaciones Internacionales de La Habana, destacó que con ese artículo los extremistas norteamericanos quieren intimidar a las personas que de buena fe o por su legítimo derecho desean invertir en la territorio insular, dado el carácter extraterritorial de la Ley.

‘Las consecuencias de la asfixia económica las sufre el pueblo hace más de medio siglo y no pienso que en la actualidad sea diferente, sin embargo, crean una cortina de humo para preocupar a los inversionistas, turistas y demás entes, quienes ven en Cuba una puerta al desarrollo comercial’, detalló el diplomático.

‘El carácter extraterritorial del acápite tercero afianza la ilegalidad de la disposición jurídica al tratar de impedir que Cuba sostenga una relación con el resto del mundo basada en el respeto al Derecho Internacional’, sentenció.

Hernández, reiteró que mediante la aplicación del Título III aspiran a abarrotar los juzgados estadounidenses, desde donde sin competencia legal, pretenden demandar al gobierno cubano por la nacionalización de las propiedades tras el triunfo revolucionario de enero de 1959.

En esa línea de mensaje, precisó que las autoridades de la nación caribeña ‘garantizan que ninguna ley extranjera impedirá la utilización en beneficio del pueblo de las propiedades que en su momento fueron nacionalizadas mediante leyes que guardaron total apego a las normas internacionales, y que ningún tribunal, en ningún lugar del mundo, puede desconocer impunemente’.

Cuba: La mano imperial que trata de cambiar los colores del Arcoíris (LGBTI)

Resultado de imagen para bandera LGBT

El actual intento de manipular y utilizar a la comunidad LGBTI para enfrentarla a las autoridades cubanas por la no autorización de una marcha contra la homofobia y la transfobia no es un hecho aislado; existen antecedentes de pretensiones similares en el pasado reciente que, se insertan en la política de hostilidad de EE.UU. hacia Cuba.

La construcción mediática de un supuesto hostigamiento y persecución policíaca a los miembros de dicha comunidad ha sido una de las direcciones de estas campañas difamatorias contra Cuba en las que se han involucrado ciudadanos norteamericanos vinculados a contrarrevolucionarios internos.

La visita del estadounidense Michael Petrelis en enero de este año a Cuba constituye un claro ejemplo de este tipo de actividades que, generan los servicios secretos norteamericanos contra la Isla.

Petrelis, después de ser advertido por las autoridades migratorias de que había ingresado al país con visa de turista para realizar actividades que no se correspondían con esa condición migratoria, algo que ya había ejecutado en ocasiones anteriores, se acercó al CENESEX, donde se presentó como una persona sanamente interesada en la promoción y defensa de los derechos de los que integran la mencionada comunidad; recibiendo un trato amable y cooperativo. Esto le facilitó el moverse  por el país y contactar personas libremente. Seguir leyendo Cuba: La mano imperial que trata de cambiar los colores del Arcoíris (LGBTI)

¿Por qué la Ley Helms-Burton no es aplicable en #Cuba?

Autor:  

«La Ley Helms-Burton no es aplicable en Cuba, en primer lugar, porque es una ley de Estados Unidos y por tanto su jurisdicción, su espacio de aplicación, es en Estados Unidos. Ningún país soberano que se respete permitiría la aplicación extraterritorial de una ley de los Estados Unidos o de otro país en su territorio. Además, en nuestro caso, Cuba tiene una ley aprobada en el año 1996 que declara nula y sin valor alguno a la Ley Helms-Burton».

Así afirmaba recientemente Carlos Fernández de Cossío, director general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, y vale reiterarlo por si todavía quedaran dudas sobre la nulidad de esa Ley, de ese engendro jurídico de asfixia económica que se ha hecho «famoso» por su carácter extraterritorial, por su irrespeto al Derecho Internacional.

La Ley Helms-Burton es, en primera instancia, un ultraje a la soberanía. La intención de compensar a posibles reclamantes de propiedades norteamericanas nacionalizadas en Cuba con el triunfo de la Revolución, apenas rebasa la categoría de pretexto, aunque sea probablemente el argumento que mayor revuelo ha causado. Quizá porque su amenaza implica «daños a terceros». Pero los pretextos casi nunca pasan de eso, más allá de intimidar a los intimidables y de sembrar incertidumbres. Seguir leyendo ¿Por qué la Ley Helms-Burton no es aplicable en #Cuba?

Tres años del #17D: Podría ser peor

Por István ojeda Bello

Llegamos a otro 17 de diciembre con muy poco que celebrar, quizás únicamente que el panorama no ha seguido agravándose en las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos. Empero, no todo está perdido, todavía.

A aquel día del año 2014 le siguieron progresos impensados en el mejoramiento del clima bilateral, sin que significaran el fin de las discrepancias y las sospechas mutuas. En la práctica, ambas partes siguieron un principio inamovible desde los primeros intentos negociadores allá por la década del 60 del pasado siglo: comenzar por temas potencialmente manejables, solucionarlos, y a partir de ahí adoptar otras medidas beneficiosas para las dos orillas, con la esperanza de concluir en alguna relación no hostil. Consecuentemente, las pláticas nunca involucraron acápites de fondo como el eventual fin del bloqueo, las compensaciones por las nacionalizaciones cubanas o el estatus de la Base Naval de Guantánamo. Seguir leyendo Tres años del #17D: Podría ser peor